martes, 8 de enero de 2013

Catupecumachu.C

Miro todo el cielo que se apaga, miro el sol que muere en éstas aguas, pienso fuerte en eso de lo que hablas, cuento hasta vivirlo y luego hablas.
Cruza fuegos deja tus sandalias, cubre en tierra el miedo a la nada, algo que atormenta ya no habla, cuenta hasta morir y luego calla.
Y el nuevo libro es ésta noche sabia, sabia corriendo en las laderas que nos acompañan sin saber.
Una vez al filo y otra al viento, una vez minutos, luego eterno, canto en voces ecos de mañana, vuelven de algún fin y luego hablan.
Contra los molinos de tu viento, frente a las nociones que no tengo, detrás de las cosas que pasan, lo que al fin de cuentas luego calla.
Una vez al filo y otra al viento, una vez minutos, luego eterno, canto en voces ecos de mañana, vuelven de algún fin y luego hablan...


Sin releer...

Tanta inseguridad me carcome la cabeza, a que se debe? Si no pasara esto, sería todo tan distinto.
La mayoría de las respuestas a todo tipo de preguntas son un "no sé" sea en situaciones tristes, felices, emocionales. Suelo odiarme, tan difícil se me hace alejarme de alguien y no saber que es lo que hará sin mi?
Como si yo fuera todo para alguien, no pretendo que cumplas todas mis órdenes porque se que eso sería controlarte, pero si las cumplieras me sentiría feliz solo por un tiempo, para no tener esa intranquilidad que me persigue todo el tiempo si no te tengo conmigo...
Tengo que dejar un poco de pensar y preocuparme por los demás, cuando quiero pienso en mí, pero si la otra persona está mal y no lo sé debido a que la tengo lejos? Qué hago para no pensar, claro! pensar en todas aquellas cosas que pueden hacerte mal, personas, lugares, distintos caminos, entre tantas otras cosas...
Vivo preguntandome cosas así, porque preocuparme tanto por alguien? Muchas veces pienso cuando me acuesto, digo basta, pero con dormir media hora y despertarme vuelvo a lo mismo.
Mi cabeza se llena de preguntas otra vez, qué puedo hacer, por qué tanta inseguridad?

.C

Hay muchas cosas que me hacen pensar en ti. 
El brillo de tus ojos en mi sueños. Las ganas de ser de tu corazón, el único dueño. Y esa alegría que cuando te fuiste perdí. La que me viene cuando me abrazas. La que en mi alma hiciste florecer. La que me viene solo cuando estas, y no quiero perder.