lunes, 1 de julio de 2013

Capricho.C

Siento el impulso de alzar mi voz al infinito, para reclamar un lugar en tu corazón.
Se me derrite entre los dedos, es menester convidar de tus caprichos que te dio el azar.
Puedes mirarme, pero no tocarme.
Puedes mirar, pero no tocar.
Puedes mirarme, pero no tocarme.
Estés de acuerdo o no.
Siento el impulso de alzar mi voz al infinito, para reclamar mi lugar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario